Click here to read the English text

La utilización de autoclaves en altas latitudes comenzó junto con la historia de nuestra entrada en el mercado de América del Sur, la cual se inició hace más de 18 años.

Las montañas de los Andes, forman la cadena montañosa más larga del mundo y tienen cerca de 7.242 kilómetros (4.500 millas) de largo, abarcando siete países: Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile y Argentina. La necesidad de autoclaves en esta región era, y continúa siendo, muy grande; había muchos hospitales, laboratorios, universidades, clínicas y centros de investigación que necesitaban equipos de esterilización de alta calidad. Tuttnauer se complació en poder satisfacer estas necesidades de mercado, proporcionanado una gama de autoclaves que variaban desde unidades de 2000 litros, hasta pequeños autoclaves de sobremesa de 19 litros. Estimamos que en la actualidad, poseemos el récord mundial de instalaciones de autoclaves en grandes alturas. Tenemos instalaciones en Quito, la capital de Ecuador, que se encuentra a 2.800 metros (9.350 pies) y en Cusco, Perú, a 3.400 metros (11.200 pies) sobre el nivel del mar, pero estimamos que La Paz, Bolivia, a 4.061 metros (13.323,5 pies) supera a todos los demás, siendo el punto más alto de la Tierra en el cual se puede encontrar un autoclave completamente funcional.

La instalación y la validación de autoclaves a gran altura, enfrentaron a nuestro equipo de ingeniería con desafíos únicos e inusuales, ante los que no estuvimos expuestos anteriormente en ningún otro entorno. Volviendo la vista atrás, ahora nos reímos, pero el comienzo no fue sencillo. Fue una experiencia de pruebas y errores, y de mucho sudor, pero finalmente nos convertimos en expertos en la instalación y la validación de autoclaves en altas latitudes.

 

¿Cuál es el problema? Todo es relativo

Lo que funciona perfectamente a nivel del mar, no funciona allá a lo alto en las montañas, donde la presión atmosférica disminuye a medida que se asciende a altitudes más altas. ¿Alguna vez trató de hervir el agua en un lugar alto? Normalmente, el agua hierve a 100 ° C, ¿verdad? De acuerdo, pero no del todo, ya que la respuesta es relativa. Ya a 600 metros (2.000 pies) sobre el nivel del mar, el punto de ebullición del agua se reduce en 2 grados centígrados y a 2.800 metros, hierve a 10 grados menos. A 4.000 metros (14.000 pies) se reduce aproximadamente a 86 ° C. Así que si usted tiene intenciones de comer un huevo duro en La Paz, tómese su tiempo, ya que el agua tardará más tiempo en cocinar los huevos en este punto de ebullición. Todo esto se debe a que la presión desciende a medida que ascendemos sobre el nivel del mar.

 

Bombeando el agua

Recordamos una historia que concluyó en la adición de una bomba de agua a toda la línea de producción de autoclaves de sobremesa. Recibimos un gran pedido de autoclaves de sobremesa de Perú. Los autoclaves llegaron a Lima sin percances, y pasaron pruebas que demostraron que estaban en perfectas condiciones de funcionamiento. Luego, fueron distribuidos por todo el país, pero entonces comenzaron a suceder cosas extrañas. En las montañas de gran altitud, los autoclaves no funcionaban, porque el agua no fluía a la cámara del autoclave. El técnico local, un representante de Tuttnauer, intentó prestar asistencia telefónica al cliente, y como esto no ayudó, los autoclaves fueron restituídos al distribuidor en Lima, en donde funcionaban a la perfección, como por arte de magia. Se los envió de regreso a Cusco, y otra vez el agua se rehusó a fluir hacia la cámara. La explicación es que, dado que la presión atmosférica en Cusco es significativamente menor que a nivel del mar, la presión del agua disminuye también. La decisión fue reemplazar todos los autoclaves Tuttnauer, para que incluyan una bomba de agua que impulse el agua hacia dentro de la cámara y la chaqueta del autoclave, independientemente de la presión atmosférica.

 

Autoclaves embrujados en Bolivia

La historia tiene lugar en La Paz, Bolivia. Al cerrar la puerta del autoclave, esta simplemente no se sellaba con la misma eficacia que al nivel del mar. Las válvulas de seguridad comenzaban a descargarse sin razón aparente, y se observaban fugas de vapor. Comenzamos a considerar con seriedad que nuestros autoclaves fueron embrujados por los espíritus de América del Sur. No lográbamos entender. Para colmo de males, el uso de mis capacidades cognitivas a esas alturas también representaba un serio inconveniente. La falta de flujo de oxígeno al cerebro, convertía cada problema sencillo en un verdadero reto a resolver, y nuestro mejor ingeniero sufría problemas de respiración.

 

La-Paz1.2_0.jpg

Record de autoclaves en altas latitudes en La Paz, Bolivia

 

Pero nuestra historia tiene un final feliz. Las dificultades aquí descritas, fueron sólo nuestra introducción al mercado de gran altitud de América del Sur. Logramos resolver todas las cuestiones; perfeccionamos el mecanismo de cierre de la puerta para que funcione a baja presión, mejoramos de manera significativa el sellado de la puerta, y realizamos muchas otras mejoras. En la actualidad, estamos muy bien establecidos en la región. Los ciclos del autoclave se personalizan para estas áreas,  y si usted viene de visita a nuestra planta de producción, verá un cartel que dice: Ecuador, Perú, Colombia y Bolivia. El cartel está destinado a nuestro personal de línea de producción, el cual es consciente que cuando llega un pedido de uno de estos países, las reglas cambian.

Más allá de la experiencia de hacer funcionar autoclaves en ambientes de baja presión, hemos aprendido otra lección igualmente importante: cada lugar y cada instalación tienen sus propias características y necesidades. Tuttnauer dedica grandes esfuerzos a la personalización de sus autoclaves, para satisfacer los requisitos de cualquier entorno global, y trabaja junto a sus socios para lograr que cada instalación sea perfecta. Cada instalación es tratada como si fuera la única. Hoy en día, tenemos muchos clientes satisfechos en este mercado lleno de vida y, a juzgar por las sonrisas en los rostros de nuestros clientes, sabemos que les estamos proporcionando una tecnología de esterilización del más alto nivel, adecuada a sus necesidades y condiciones especiales.

Click here to read the English text